San Marcos, Evangelista – 25 de Abril

Acompaño a San Pedro, y conforme a su predicación, escribió el Evangelio para los fieles de Roma. Predico en Alejandria de Egipto, de cuya Iglesia fue Obispo. Su cuerpo descansa en Venecia. En la Misa, la Epístola señala a los cuatro Evangelistas: el rostro de Hombre representa a San Mateo; que empieza su Evangelio por la genealogía de Cristo en cuanto hombre; el rostro de León, a San Marcos, que da comienzo por la predicación de San Juan en el desierto; el rostro de Toro, a San Lucas, cuyo Evangelio se abre con la aparición del Ángel a Zacarias en el Templo mientras ofrecía sacrificio al Señor; el rostro de Águila, a San Juan, que desde la primera frase remonta el vuelo hasta las alturas de la Divinidad.

Oremos. – ¡Oh Dios!, que sublimaste a tu Evangelista San Marcos con la gracia de la predicación evangélica: danos, te rogamos, que aprovechemos siempre con su enseñanza, y seamos defendidos por su oración. Por Nuestro Señor Jesucristo. Amen.

San Marcos, Evangelista – 25 de Abril

Los comentarios utiliza la tecnología Disqus

About the Author

Credo in unum Deum
Esta es nuestro perfil para post editoriales.